En riesgo los servicios en Isabela y Arecibo

Al parecer, después del 1 de julio, cuando comience el nuevo año fiscal y con este el presupuesto del estado, muchos serán los hijos del muerto… y pobres.

Esto por los recortes de presupuesto -entre estos, la eliminación de la aportación económica de $350 millones en subsidios a los Municipios- y el capítulo III de quiebra al que se acogió, la pasada semana, el Gobierno Central

Dinero que, según explicó el Secretario del Partido Popular Democrático (PPD) y alcalde de Isabela, Carlos Delgado Altieri, para muchas administraciones, es esencial para brindar servicios y pagar la nómina.

“Alrededor de 40 Municipios, entre estos los que ya tienen serios problemas económicos y otros, en los que el 70 a 90% de su presupuesto depende de la aportación del estado a los municipios, se verán en dificultades. Porque el gobernador Ricardo Rosselló propuso que se les eliminara dicha transferencia a los Municipios y fue aprobado por la Junta de Control Fiscal (JCF)… Naturalmente, no puedo dar los servicios que daba antes, ni siquiera pagar la nómina. Por lo tanto, ese Municipio se va a convertir en algo inoperante. No tendrá dinero para resolver nada; ni para hacer un pozo séptico, ni tapar un boquete en la carretera, ni para pagar a los empleados para que desyerben y mantengan las cosas, nada; ni recoger la basura”, subrayó Delgado Altieri.

Pero esto no es todo lo que les han quitado, ya que parte de los chavitos del IVU también se fueron.

“Nosotros teníamos el 1.5 del chavito que se cobraba que era para los Municipios, el .5, el gobierno estatal nos lo quitó y se los llevó pa’ ellos. ¿Cuánto nos representa eso?, 117.7 millones de dólares al año”, sostuvo el alcalde de Isabela, quien ha advertido que unos 40 municipios podrián desaparecer en un periodo de dos años.

El Norte le increpó al líder sobre el futuro del dinero que los Municipios tienen en el Banco Gubernamental de Fomento (BGF), ahora, con la quiebra.

“Al País irse a la quiebra nosotros vamos a tener que demandar al BGF para que, una vez entre el juez que se asigne a esta quiebra, nos tenga ahí como uno de los acreedores para recibir lo que se nos pueda dar de este dinero. Del Municipio de Isabela, hay unos $7 millones que se fueron ahí con esta quiebra del País”, señaló.

Asimismo, como han denunciado otros de sus homólogos, Delgado Altieri destacó que tras lo quita’o, por parte del gobierno, tienen que seguir pagando por platos rotos del Estado.

“Por ejemplo, a través de los años todas las administraciones han impuesto cargas a los Municipios de cosas que no son nuestras. Como la aportación de los (78) Municipios a la Administración de Seguros de Salud de Puerto Rico (ASES) de $173.8 millones. La aportación al Fondo de Redención de la deuda estatal, los municipios aportamos a esa deuda estatal $114 millones anuales, que nos lo quitan del CRIM. Además, la Aportación Adicional Uniforme más las leyes especiales que se aprobaron para que aportáramos a la quiebra del (Sistema de) Retiro suman $124 millones. En esta aportación -que es de la quiebra del Fondo del Retiro, que no tenemos nada que ver con eso.

El líder dijo que antes de que se aprobara dicha ley, su Municipio pagaba a los pensionados municipales unos $169 mil al año. “Mi última factura de esa aportación, que debo pagar ahora $1.4 millones, ¡¿de dónde diablo los saco, de dónde?!”, exclamó el mandatario Municipal que, a su vez, subrayó que la lista de aportaciones que hacen todos los Municipios, anualmente, totalizan unos $973,744 millones “casi un billón salen anualmente de los municipios para asuntos del estado”.

Quieren cobrar el IVU

Por su parte, el presidente de la Federación de Alcaldes (FA), Carlos Molina, dijo que los alcaldes -de todos los colores- se comunican a diario para buscar alternativas a la crisis.

Precisamente, el líder informó en entrevista con Primera Hora que una de las medidas que analizan los alcaldes para presentarle al gobernador Rosselló “es que el IVU municipal, que hoy está contemplado en Cofina (Corporación para el Fondo del Interés Apremiante), sea cobrado por los municipios”.

Molina dijo que pueden pasar hasta 20 días en que le devuelvan a los municipios el 1.5 por ciento del IVU que cobra el estado.

“Yo necesito cobrar ese dinero para tenerlo en mi cuenta inmediatamente y tener una liquidez adicional”, indicó el ejecutivo municipal que confesó que Cofina no logró cumplir con el propósito para el cual fue creado.

Al anticipar que espera que esa petición se convierta en un proyecto de ley, el también alcalde de Arecibo dijo que si el .5 está contemplado en préstamos, por ejemplo, pues lo que quieren es que el 1 por ciento “que es nuestro 100% lo cobremos los municipios”.

Molina dijo que la situación que viven los 78 alcaldes es tan difícil que “no estamos durmiendo. Pregúntale a un alcalde si está durmiendo bien, si puede pegar un ojo bien en su casa. Estamos muy preocupados porque queremos ayudar al pueblo y dar servicio… es bien difícil estar en esta silla”, sostuvo.

La reportera de Primera Hora Femmy Irizarry Álvarez colaboró en esta historia.

Top Radio 98.1

http://topradiopr.com/

You May Also Like