Muere el veterano periodista Papo Brenes

Tras una larga batalla contra el cáncer

El periodista y conductor Ramón Luis “Papo” Brenes murió durante la madrugada tras una ardua lucha contra un cáncer en el páncreas que le fue diagnosticado en abril de 2015.

Su hijo, Josué Brenes, agradeció el apoyo que ha recibido su familia, tras informar que el deceso ocurrió a eso de las 3:47 de la madrugada en el Hospital Auxilio Mutuo.

“Las últimas horas han sido bien intensas, pero a la vez de mucha paz”, expresó Josué a través de su cuenta en Facebook.

“No existen palabras que describan nuestro agradecimiento por todas las oraciones, buenas vibras y palabras de apoyo que hemos recibido durante las últimas horas”.

Aprovechó para solicitar espacio para su familia en estos momentos difíciles y que cuando tengan más información sobre las honras fúnebres lo estarán comunicando.

Como todo en su vida, lo afrontó y compartió el proceso con la gente, que a partir de ese momento se dedicó a darle fortaleza a través de sus oraciones y abrazos que le daban dondequiera que lo encontraban. Para ellos, el animador de “Como coco” era familia.

Los que conocimos y trabajamos con Papo sabemos que nació hace 64 años para ser querido y sacar risas con sus ocurrencias y anécdotas. Era de esos seres íntegros, transparentes, que hacía lo que fuera por otras personas aunque no las conociera… aunque se quedara sin un peso en el bolsillo y sin una gota de sangre por aquellos que lo necesitaban.

El comunicador tuvo una respetable trayectoria profesional como editor en jefe de El Nuevo Día y de la revista TeVe Guía, en la que trabajó por casi 20 años. Estudió Justicia criminal, con intención de graduarse de abogado, como su padre,  pero el periodismo pudo más. También fue pelotero de las Ligas menores.

Luego entró a la televisión como panelista de “Dando candela”, donde conoció a la que ha sido como una hermana y su gran apoyo, la presentadora Alexandra Fuentes.

Papo fue el mejor de los jefes, y de eso da fe esta periodista; anteponía todo en defensa de sus reporteros. Era amigo hasta la muerte, y de eso saben los que se criaron con el “Múcaro” y “Tartabur” (sus apodos, el primero por su físico y el otro por un pelotero) en Puerto Nuevo y se reunían en el Bar de Chano, que él hizo famoso.

Papo era un picaflor, “un títere de la calle”, “un charlatán” como él mismo se llamaba.  Pese a que  estaba muy lejos de ser un galán, su vida sentimental estuvo llena de mujeres bellas como las madres de sus tres hijos, y su compañera, Pauline Pantoja,  quien estuvo a su lado hasta el final de sus días y lo cuidó con admirable devoción

Top Radio 98.1

http://topradiopr.com/

You May Also Like